Una piel aceitosa, o grasosa como también se podría denominar, suele presentarse por un exceso de producción de aceite en nuestra piel, la cual puede desencadenar en cosas molestas como el acné, obstrucción de poros y una molesta sensación de incomodidad.

Mascarilla casera para piel grasa

Una manera de controlar este exceso de aceite en nuestra piel, y en general mejorar la salud de nuestra piel, es por medio de las claras de huevo, las cuales son ricas en colágeno y vitamina A, el cual es esencial para el desarrollo de productos químicos en la piel que son capaces de tratar las cicatrices, quemaduras o manchas en general. Esto significa que podremos optar por tratamiento que incluye claras de huevo que nos ayudará a deshacerse de otros problemas como lo son la; rosácea, poros grandes, el acné y otras erupciones.

Mascarilla con clara de huevo y limón; Debemos considerar que la clara de huevo también tiene un efecto exfoliante, el que quita la suciedad acumulada en nuestros poros.

Ingredientes

  • Una clara de huevo
  • jugo de medio limón

Para formar esta mascarilla, debemos batir la clara del huevo, hasta que se genere una consistencia algo espumosa. Ahora se procede e añadir el jugo de limón a la clara de huevo.

Debemos aplicar esta mascarilla en la cara, evitando la zona de los ojos y el área de la boca, en donde la piel es más sensible. Debemos deja la mascarilla en la piel durante 30 minutos, para luego enjuagar suavemente con agua caliente, para luego aplicar una crema hidratante adecuada para nuestra piel.

Como precaución, se recomienda ante de aplicar esta mascarilla para mejorar la salud de nuestra piel, probar un poco de la mezcla en una brazo, para así comprobar si nuestra piel no es demasiado sensible de cara a este tratamiento casero para controlar una piel grasa.