El aloe vera siempre ha sido considerado como un gran ingrediente para el cuidado de nuestra piel, de hecho, muchas veces se ha analizado el tema del aloe vera para el acné, en donde gracias a las propiedades que se encuentran en el gel de la hoja de aloe vera se pueden eliminar infecciones y brotes de espinillas. Sin embargo, el aloe vera puede ayudarnos en nuestra salud en general. Hay que considerar que el aloe vera es rico en nutrientes, principalmente cuando se ocupa como un jugo. El jugo del aloe vera se considera como una bebida buena para nuestra salud que fácilmente se puede generar en casa.

Jugo de aloe vera

Hay que considerar que el aloe vera cuenta con propiedades antiinflamatorias, además de propiedades antivirales, antibacterianas y propiedades antifúngicas (En contra de hongos). Además, el jugo del aloe vera es excelente para nuestro sistema digestivo. De hecho, el beber de manera regular el jugo de aloe vera nos ayuda a calmar irritaciones, además de inflamaciones en nuestro tracto digestivo.

El aloe vera se encuentra repleto de vitaminas y minerales, además de que incluyen vitaminas A, B2, B3, B6, cuentan con vitaminas C y E, cuentan con magnesio, calcio, hierro, zinc, además de selenio, colina y de mucho potasio.

Diversos estudios han logrado demostrar que el jugo de aloe vera logra mejorar la salud de nuestro corazón. Esto se debe a que contiene un compuesto que es denominado como B-sitosterol el cual previene la absorción de colesterol por medio de nuestro cuerpo y también logra reducir los niveles de triglicéridos en el organismo.

Otro de los beneficios es que el jugo del aloe vera cuenta con propiedades consideradas como laxantes, el jugo de aloe vera se considera como bueno para las personas que sufren del molesto estreñimiento. Sin embargo, el jugo del aloe vera no debe consumirse en exceso, debido a que puede traer problemas como la diarrea.

Preparar jugo de aloe vera en casa

Para generar jugo de aloe vera de manera casera se deberá utilizar una hoja de aloe vera, algunas naranjas, agua, extractor de jugo, licuadora, y tazas para medir.

Primero se debe extraer el gel de una hoja de aloe vera. Posteriormente se agregan dos cucharadas del gel dentro de una licuadora. Se debe mezclar un poco para aligerar la contextura del gel.

Posteriormente se debe extraer el jugo de algunas naranjas. Se debe agregar una taza de jugo de naranja a nuestra licuadora. De manera opcional, se puede añadir una taza de agua a la mezcla. Licuamos por solo un minuto. Tras servir en un vaso, ya podremos disfrutar de nuestro jugo de aloe vera.

Como dato a considerar no se debe consumir el aloe vera por personas embarazadas o mujeres que se encuentran en lactancia. Además, este jugo podría tener problemas en quienes consumen medicamentos del tipo diurético. De igual manera, es recomendado consultar a nuestro medico antes de consumir esta bebida.