Las mujeres que desean postergar la maternidad hasta después de los 40 años pero temen que su reloj biológico haya dicho basta, tiene una forma de preservar su fertilidad unos años más. Lo que disminuye con la edad es la posibilidad de quedarse embarazadacon óvulos propios ya que la capacidad de producir óvulos decae con la edad.

Para sortear este obstáculo, existe un método que es la crioconservación de los óvulospara ser usados cuando esa mujer crea que ha llegado el momento de ser madre. Hasta hace pocos años, la edad reproductiva por excelencia de la mujer iba de los 20 a los 30, los especialistas llamaban a este período de años la “ventana reproductiva” ya que si bien la mujer es fértil varios años antes y varios años después de esta “ventana”, este era considerado su mejor momento fértil.

La edad en la que la mujer decide ser madre y buscar su primer embarazo aumenta, pero los ovarios emprenden su proceso de declinación de la actividad antes, sin consultarle a la mujer cuando querrá embarazarse.

Llega una ayuda: la criobiología

La ciencia ayuda a las mujeres a preservar su fertilidad de la mano de la “criobiología”: ciencia que estudia la mejor manera de conservar células o tejidos congelados por tiempos muy prolongados.

Uno de los inconvenientes que ha tenido que sortear la ciencia para lograr el adecuado congelamiento de las células es el de la formación de cristales. Las células contienen gran cantidad de agua y debido a esto tienden a formarse cristales al congelarlas, que pueden dañarlas. Para evitarlo se han desarrollado sistemas que protegen y programas de congelamiento lento y gradual que permiten reducir este daño a un mínimo.

Los óvulos han implicado más de un problema para la ciencia que se empeñaba en congelarlos hasta que llegó lavitrificación: en este procedimiento consiste en el congelamiento ultrarrápido de los óvulos que no da tiempo a los cristales a formarse, sino que se genera una cobertura de aspecto vidriado, o “vítreo”, de ahí su nombre.

Esta técnica es sumamente apreciada no sólo para mujeres que quieren postergar la maternidad más allá de la barrera de los 40, sino que aquellas mujeres que se ven obligadas a recibir tratamientos oncológicos también encuentran en la vitrificación una forma de preservar su vida fértil.