Existen muchas causas de infertilidad en mujeres de cualquier edad, pero sabemos que pasados los 40 la fertilidad femenina disminuye considerablemente. Las causas por las cuales una mujer de 40 años o más puede encontrar dificultades para concebir pueden ser:

Problemas en la ovulación:

Es una de los problemas más comunes en mujeres mayores de 40, ya sea que se trate de ovulaciones irregulares o de una menopausia precoz.

Es posible recuperar una ovulación normal mediante medicamentos que la induzcan o la provoquen o, directamente, recurriendo a un tratamiento de reproducción asistida.

Las trompas de Falopio:

Fundamentales para quedarse embarazada ya que allí es dónde se produce la implantación del óvulo. Las alteraciones de las trompas de Falopio, como obstrucciones o lesiones, provocan que el óvulo no logre llegar al útero y, por lo tanto, no se consiga la concepción.

Una intervención quirúrgica puede requerirse en estos casos y el éxito dependerá del grado en que las trompas estén afectadas. Si no se tuviera éxito con la cirugía se deberá intentar con una fecundación in vitro mediante la cual se implante el embrión que no logra implantarse por sí mismo.

El útero:

Ya sean malformaciones congénitas del útero (tabiques, útero bicorne) o bien miomas (tumores benignos uterinos que deforman la cavidad del útero). La cirugía es la solución para cualquiera de los dos problemas.

El factor cervical:

Existe una dolencia que puede ser causa de infertilidad denominada incompetencia ístmico-cervical. Este problema se produce cuando el cierre del cervix es insuficiente. También puede ser causa de infertilidad la presencia de un moco que impide el ascenso de los espermatozoides ya sea por factores infecciosos o inmunológicos.

La incompetencia ístmico-cervical requiere de corrección quirúrgica, realizando un cerclaje, que no es más que “atar el cuello” como una bolsa de joyería.

En los casos de aparición de moco cervical, se utilizan antibióticos, hormonas y de ser necesarios una técnica de fertilización asistida llamada inseminación artificial.

La causa de infertilidad en cada caso particular puede ser diagnosticada por el médico realizando los estudios necesarios al paciente y su especialista le indicará cuál es el mejor tratamientos que requiera.