La respuesta a esta pregunta depende de muchos factores. No importa cuales son los motivos, pero lo cierto es cada vez más parejas buscan el embarazo después de los 45. Y cada vez más, las mujeres concurren temerosas a la consulta médica temiendo que su reloj biológico les juegue una mala pasada.

Si no ponemos tecnicistas, diremos que el período fértil de la mujer, es decir esos años en los que una mujer puede embarazarse y dar a luz por medios naturales, se extiende desde su primera menstruación hasta la última. Si tenemos en cuenta que la menopausia puede llegar entre los 45 y los 50, este lapso de tiempo es bastante extenso.

Sin embargo, a partir de los 35 el reloj biológico ralentiza su marcha, se pone algo perezoso y, a veces, dificulta la llegada del ansiado primer embarazo. Los especialistas aconsejan que si luego de seis meses de búsqueda la mujer mayor de 35 no ha conseguido embarazarse, recurra a la consulta médica para realizarse estudios que evalúen el grado de fertilidad de la pareja.

Afortunadamente, la medicina reproductiva ha ido acompañando el cambio de las costumbres y pautas sociales. Las mujeres que antes eran madres primerizas a los 20, ahora posiblemente lo sean a los 30 o más.

Los estudios que la pareja mayor de 35 debe realizarse si en seis meses de intentos no ha logrado concebir son un espermograma completo para determinar la calidad, cantidad y morfología de los espermatozoides; un estudio hormonal de la mujer donde se evalúa el funcionamiento de las hormonas reproductivas y otras como tiroideas, prolactina, y andrógenos. El análisis clínico se completa con un estudio de la cavidad uterina y las trompas de Falopio, llamado histerosalpingografía.

Esto dará un panorama extenso de la salud reproductiva de la pareja y se estará en condiciones de determinar los pasos a seguir. Los tratamientos a aplicarse podrían ir desde una estimulación de la ovulación si la mujer tuviera problemas ovulatorios, inseminaciones intrauterinas si la interacción moco cervical y semen no fuera la adecuada para conseguir la concepción o si existiera problemas masculinos leves.